lunes, 9 de mayo de 2011

Transpiración de las Plantas

Objetivos:
  • Demostrar la transpiración de las plantas y el lugar donde se produce.
Fundamento Teórico:
Los seres vivos perdemos gran cantidad de agua du¬rante la transpiración. La transpiración es la pérdida de agua en forma de vapor por las plantas. El agua es absorbida del suelo por las raíces y transportada en forma líquida por el xilema hacia las hojas. En las hojas, unos pequeños poros permiten que el agua (H2O) escape a la atmósfera en forma de vapor, al tiempo que se permite la entrada de bióxido de carbono (CO2) para la fotosíntesis. De toda el agua absorbida por las plantas, menos del 5% es retenida y utilizada para crecimiento y almacenamiento.

El proceso de transpiración de las plantas produce la presión que empuja al agua hacia arriba, a todas las células de la planta. Este proceso continúa hacia las raíces, donde el agua en los espacios extracelulares que rodean al xilema es empujada hacia adentro por las perforaciones de las paredes de los elementos de los vasos y las traqueidas. Este movimiento del agua hacia arriba y hacia adentro finalmente causa que el agua presente en el suelo se mueva hacia el cilindro vascular por ósmosis a través de las células endodérmicas. La fuerza generada por la evaporación del agua desde las hojas, transmitida hacia abajo por el xilema hacia las raíces, es tan fuerte que se puede absorber agua de los suelos bastantes secos.

La transpiración tiene efectos positivos y negativos. Los positivos le proporcionan la energía capaz de transportar agua, minerales y nutrientes a las hojas en la parte superior de la planta. Los negativos son la mayor fuente de pérdida de agua, pérdida que puede amenazar la supervivencia de la planta, especialmente en climas muy secos y calientes Casi toda el agua se transpira por los estomas de las hojas y del tallo, por lo tanto una planta al abrir y cerrar sus estomas debe lograr un equilibrio entre la absorción de bióxido de carbono para la fotosíntesis y la pérdida de agua de la transpiración. El flujo de agua es unidireccional desde la raíz hasta el brote porque sólo éste puede transpirar. Una planta requiere para subsistir mayor cantidad de agua que un animal de peso semejante.


Materiales:
  • Una planta sembrada (sin arrancar)
  • Una bolsa o funda de plástico transparente
  • Cinta adhesiva

Procedimiento:
1) Elige una hoja, o una rama, y cúbrela con la bolsa o funda.
2) Pon la cinta adhesiva rodeando el tallo, con mucho cuidado de no romperlo y de manera que quede bien sellada la unión. Sitúa la planta en un lugar donde dé el sol.
3) Tras cuatro horas, observa el interior de la bolsa.
4) La planta debe estar orientada al sol. Para realizar esta actividad, no hace falta cubrir más de una hoja o pequeña ramita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada